Nosotros

Ver más

La cronología del desarrollo.

 

En 1913 se adquiere el primer terreno de la finca; más de veinte manzanas rodeadas de una gran riqueza natural. En 1982, con la fundación de Grupo Cayalá, se empieza a desarrollar la tierra. Entonces nace Jacarandas de Cayalá, el primer proyecto residencial del Grupo en el sector.

Diez años después, en 1992, surge Buganvilias de Cayalá; le sigue Encinos de Cayalá en 1998. Así se anunciaba una ola de desarrollo que cambiaría la forma de vivir en Guatemala.

En 2003, con la colaboración del reconocido arquitecto y urbanista León Krier, se diseña el Plan Maestro de Ciudad Cayalá. Siguiendo el urbanismo tradicional se planifica la ciudad desde las necesidades de sus habitantes.

Bajo el Plan Maestro se desarrolla Foresta de Cayalá en 2007 y Acacias de Cayalá en 2011; en este año también se inaugura Cardales de Cayalá y la primera fase de Paseo Cayalá, el corazón de Ciudad Cayalá. Con estos últimos, se habilitan los espacios comerciales y de servicios necesarios para hacer de Ciudad Cayalá una ciudad integral.

El año 2012 fue uno de gran importancia, pues vio el nacimiento de los edificios de apartamentos Durián y Granada de Cayalá. Asimismo se dio la apertura de la segunda fase de Paseo Cayalá, ampliando aún más la oferta comercial y de espacios de oficinas en el sector.

En los años siguientes ha continuado el crecimiento. Se ha desarrollado una importante oferta residencial de lujo con Las Ramblas, Nova y Belesa de Cayalá, así como el complejo de apartamentos Lirios de Cayalá.

Por su lado, la expansión de espacios comerciales y corporativos ha continuado en Ciudad Cayalá, abarcando incluso servicios de salud y espacios para recreación y deportes. En su desarrollo comercial sobresale la reciente inauguración de Distrito Moda, que trae a Guatemala la extraordinaria experiencia hotelera de AC Marriott.

Próximamente, con la apertura de Distrito Empresarial, contará con el centro de negocios más importante del país.

Con un total de 60 manzanas de reserva natural a su alrededor, Ciudad Cayalá ofrece una experiencia inigualable que combina todas las comodidades y la conveniencia de la vida moderna, con la paz y frescura que solo el entorno natural puede entregar.